Svadhyaya, el estudio del Ser


Svadhyaya significa estudio del Ser. En un libro tradicional de la India se habla de que una persona llegó a un cuarto oscuro y se horripiló al ver una cobra que la amenazaba. Después que encendió el candelero, comprobó que era tan solo una soga.

Nuestras reacciones de miedo, odio, codicia, apego, en fin, todas las emociones con que reaccionamos ante el mundo, son originadas por un estado de ilusión, pues no vemos la soga, vemos la cobra. Reaccionamos ante la cobra, que aunque falsa, tiene el real poder de afectarnos. No vemos la soga, aunque sea real.

No conocemos la Realidad. Ella es el Uno sin Segundo, es el Absoluto, es el Ser, la Consciencia y la Bienaventuranza escondidas detrás de este mundo lleno de contrariedades, diversidades, opuestos, hecho de nacimientos y de muertes. El estudio del Ser, esto es, svadhyaya, a través de la lectura de libros sagrados de todas las tradiciones religiosas, a través de la permanente observación de las cosas de fuera y de dentro de nosotros, es el que nos da el coraje resultante de matar a la amenazadora cobra de la ilusión.

Así como quien vio la figura de la cobra, nosotros también en nuestras relaciones con el mundo, sufrimos las más profundas emociones y reaccionamos con el cuerpo, con los nervios, las glándulas y las vísceras.

El estudio de la filosofía es la clave que nos libera de la vinculación, de los sufrimientos, de la codicia, del miedo y del odio. Si es la ilusión la que nos asusta o atrapa, es la desilusión la que nos salva. Nunca se entristezca por desilusionarse de algo o de alguien. Es una liberación que merece conmemorarse con un sincero "Gracias a Dios".

Reflexión:

Me ilusioné pensando que el hielo era más real que el agua, y ésta más que el átomo. Hoy la ciencia me libera de esta ilusión y se que ni el mismo átomo tiene realidad, a no ser la relativa. La Realidad que Yo Soy, ni enferma, ni sufre, ni muere, ni se perturba. Intranquilo, anduve deseando y buscando poder, fortuna y placer. Hoy -desilusionado- me salvo. Anduve temiendo cosas que también son ilusiones. Me desilusiono y dejo el miedo detrás, lejos de mi. La Realidad que Yo Soy no tiene enemigos, ni sufre amenazas. El sufrimiento es ilusión. Ilusorio es también el placer. Solamente la Paz tiene Realidad. Solamente la Bienaventuranza es Real.


Hérmogenes
extracto de "Yoga para nerviosos"

Comentarios