Karma Yoga: Servir a la Humanidad




"Trabaja tan desinteresadamente como las nubes que hacen caer la lluvia. Lleno de concentración, contento y con disciplina, con gran alegría y soltura, desempeña tu trabajo diario. Aquieta tu mente; no tengas temor. Nunca invites a la ira. Realiza tus tareas asignadas para complacer al Señor."


Al experimentar humildad, la mente se vuelve flexible y el corazón se expande con amor. Al experimentar respeto, el corazón se expande aún más y las limitaciones empiezan a eliminarse. Al realizar una buena acción por otro ser humano, con una actitud de desinterés y servicio, su ser entero se llena de una alegría sobrenatural.

Comentarios