La Meditación


"La meditación no es ninguna técnica extraña que tengamos que aprender con gran dificultad y esfuerzo. La meditación ya forma parte considerable de nuestras vidas, pero simplemente no nos damos cuenta de ello. Cuando leemos o estudiamos, cuando investigamos, tenemos que enfocar la mente. Cuando conducimos un coche o manejamos maquinaria, tenemos que prestar atención. Cuando le explicamos algo a un amigo, tenemos que concentrarnos para hacernos entender y nuestro amigo tiene que concentrarse para entendernos. Los amantes meditan uno en el otro. Una madre medita en su hijo. Cualquier cosa que logremos en este mundo lo conseguimos por el poder de la concentración, que no es otra cosa que la meditación.

Hasta ahora nuestra concentración se ha enfocado en cosas mundanas. Pero sencillamente cambiando la dirección de nuestra meditación, si simplemente nos volvemos hacia dentro, estamos meditando en el Ser. Al igual que cuando la mente se enfoca hacia el exterior, percibe el mundo exterior, cuando mira hacia dentro, ve el mundo interior. Es así de sencillo.

La meditación es un camino completo. No solo aporta experiencia interiores, sino que elimina todas las preocupaciones y tensiones de la mente y limpia las acciones negativas de innumerables vidas. La meditación no es sólo una técnica, es un medio por el que podemos ver realmente la Verdad tal como es. Al meditar más y más sobre la Verdad interior, nosotros mismos nos convertimos en esta Verdad. Por la meditación, nuestra conciencia interior se profundiza cada vez más y nuestra comprensión de las cosas internas y externas se vuelve más aguda.

Sobre todo la meditación aquieta la mente errante y nos establece para siempre en un estado de paz que permanece estable, sin importar lo que suceda a nuestro alrededor. Gracias a la meditación llegamos a tener conciencia de nuestra unidad fundamental con todas las cosas. Esta conciencia no la podemos alcanzar leyendo libros ni escuchando charlas. Sólo la podemos alcanzar por medio de la experiencia directa. Para tener esta experiencia debemos pasar de un estado de conciencia a otro, moviéndonos poco a poco, a niveles cada vez más profundos de nuestro ser."

Swami Muktananda

Comentarios