Despertar

Los pies nos conectan con la tierra, la mente con el universo, pero nuestro poder se encuentra en el Centro.

Los dedos de los pies han fallecido y dejamos a los pies exclusivamente para conectarnos a la tierra.

Las piernas soportan la parte superior... van hacia delante y atrás (pero sólo levemente) si jugamos podemos dar saltos lateralmente, pero sólo si jugamos. Flexionamos las rodillas...  para sentarnos... 

La Cadera... está bloqueada, pobre cadera.

El abdomen padece un colapso de sentimientos... nervios, dificilmente podemos descargarlos en la tierra, recuerda que la cadera está bloqueada.

Al menos nuestro tronco comienza a tener vida, usamos rotaciones, flexiones hacia adelante...

En nuestro plexo solar comenzamos a mostrar lo que somos... Aquí estamos pecho adelante... Dibujamos la paleta expresiva con los brazos... realmente vivos... pintamos, bordamos, soltamos, escribimos las manos son nuestras armas de expresión...

Nuestro rostro es el no da más... Recuerda que no está tan lejos de la cadera... y se lleva la carga de la comunicación... dolor, alegría...

Nuestra mente es... la mente. Pensante, discordante, parlanchina, creativa... pero realmente sigue sin estar tan lejos de la cadera bloqueada...

A lo que iba.... Los dedos del pie han fallecido... mientras la mente es una tormenta de energía. Comienzas a sentir el cuerpo que posees?

Y sobre la mente... Sobre la cabeza la verdadera libertad.

Mediante el Yoga entre otras técnicas aprendemos a desbloquear la energía en los puntos necesarios. Despertamos los dedos de los pies, flexibilizamos rodillas y caderas... Relacionamos también el exterior con el interior, masajeamos los músculos, danzamos en equilibrio con nuestra respiración, con el mundo y con el universo.

Nuestro cuerpo respira, habla, comunica, piensa en unísono... Así que...

Despierta.
 

Comentarios