El Yoga como camino de transformación

En Occidente damos tanto valor al conocimiento que proviene del intelecto, que muchas creemos que ese conocimiento nos otorgará sabiduría. Leemos gran cantidad de libros, tenemos mucha información en nuestro haber. Incluso en materia espiritual. Leemos bellas palabras de los maestros, cuánto de lo que leemos practicamos? "El hambriento no se satisface sólo contemplando la comida y diciéndose que es apetitosa, es necesario que alargue la mano y coma. De la misma manera, no es suficiente que escuches la palabra de los maestros, tienes que poner en práctica lo que ellos dicen". (Krishnamurti)

Vivimos alterados, preocupados, estresados, tan vinculados con el afuera, ansiando paz interior. Practicamos Hatha Yoga e incluso Meditación, pero apenas terminada la práctica, volvemos inmediatamente a nuestra mente, nuestro egoísmo y negatividad, de pensamiento, palabra y acción. Falta el verdadero camino que el Yoga propone, el de la autobservación, el camino del autoconocimiento. Sino nos quedamos en sensaciones momentáneas. El camino de regreso a nuestro corazón divino. El Raja Yoga (la psicología del Yoga) nos ayuda a contemplarnos, sin categorías, a observarnos. Recordemos que nuestros pensamientos determinan nuestros hábitos, nuestros hábitos determinan cómo actuamos y nuestras acciones determinan nuestro destino.

El camino de la real transformación empieza y termina en uno mismo. Y no es una práctica de dos horas por semana, cuando voy a mi escuela de yoga. Es una práctica de minuto a minuto, estar atento, observarse, comprender y sobre todo, amar. 

A un secretario del Mahatma Gandhi le preguntaron en cierta ocasión cuál era la diferencia entre éste y las demás personas. Respondió "La mayoría de las personas piensa una cosa, dice otra y hace una tercera. El Mahatma piensa, dice y hace una sola y única cosa. Este es el ideal para la persona que practique la meditación en la acción."

Por último, dejemos que las palabras de un gran maestro de Yoga, Paramahansa Yogananda, nos guien en el camino de la práctica, el camino de la acción:

"No es aquello que lees lo que te aportará la liberación, sino la aplicación que das a lo que lees. En efecto, la salvación se alcanza con la práctica, no con la teoría; con la realización, no con la creencia ciega." 

Namasté

 

Comentarios