Meditación en el Planetario

 
 
 
Hoy en el Planetario compartimos una maravillosa meditación y concierto de sonidos ancestrales. Se podía sentir la hermandad y unidad entre todos, aunque no nos conocíamos. Sentí que el sueño de un mundo pacífico es posible. Al finalizar el concierto, me fui caminando viendo los árboles, las flores, en un día de sol radiante, con el corazón pleno de paz y felicidad.

Gracias a todos los que participaron en cada lugar de reunión y a los que acompañaron meditando desde sus casas. NAMASTÉ.

Comentarios