Yoga en el tercer milenio: vivir en armonía con la energía del corazón

Al encontrarnos en el umbral entre el segundo y el tercer milenio, sentimos que éste es un momento especial para estar vivos. Los que vivimos en este tiempo seremos los precursores de una nueva era, una nueva visión, una nueva realidad. Nacimos para abrazar dos milenios, para traer lo mejor de las viejas tradiciones y costumbres a esta nueva era, para asegurar que los valores universales y eternos jamás sean ajenos a la humanidad, para mantener la ventana de la vida espiritual abierta y accesible a todos aquellos que la buscan, y para mantener la luz del yoga ardiendo en el corazón de los hombres. 
por Alinda Nuñez
Paramahamsa Satyananda ha dicho que el nuevo milenio verá la fusión de ciencia y bhakti, un abrir del corazón. Ahora el corazón se encuentra aprisionado por una pared de tensión muscular que defiende nuestro ego y sus impulsos intelectuales y ambiciones. Hemos recién comenzado a darnos cuenta de la importancia del corazón y de que, en nuestra ignorancia, le hemos dado nuestro auto-control a la cabeza, ignorando y limitando así, la influencia y el amor del corazón.
 
El corazón es nuestra energía esencial. Cuando esta energía se conecta con nuestra cabeza, nos hace conscientes de como nos sentimos y nos permite expresar nuestros sentimientos en palabras. Esta energía se conecta con nuestros brazos y manos y nos permite actuar de acuerdo a como sentimos. Esta energía se conecta con nuestras entrañas y nos permite digerir lo que sentimos. Esta energía se conecta con nuestra región reproductiva y nos permite recrearnos a nosotros mismos en el amor.

Lo que sentimos tiene mucha influencia sobre nuestros pranas. Cuando el corazón está cerrado, los pranas también están encerrados, y así pierden el equilibrio y se vuelven deficientes. Esto lleva a la depresión, el vacío y la desesperanza, así como a infinidad de desórdenes metabólicos y psicosomáticos. Para salir de este síndrome de enfermedad, la ciencia deberá investigar la apertura del corazón: bhakti.

¿Qué sucede en los diferentes sistemas de nuestro cuerpo cuando el corazón se abre? ¿Cuáles son los efectos en la mente, en las ondas cerebrales, en la capacidad de aprendizaje y en el nivel de eficiencia? ¿Cómo un corazón abierto influye en la vida familiar, la vida profesional y la vida en comunidad? ¿Cuál es la capacidad potencial de un corazón completamente abierto? Éstas son las preguntas que la ciencia tendrá que responder en el nuevo milenio.

El nuevo milenio nos introducirá a una nueva manifestación, un abrir del corazón que nos hará capaces de desarrollarnos y convertirnos en seres humanos completos. En el milenio pasado desarrollamos la capacidad mental, el intelecto representado en la ciencia y la tecnología. El corazón se sometió a la cabeza y la humanidad se transformó en gigantes intelectuales. El nivel de educación y especialización pareció no tener límites. Sin embargo, en el milenio que viene, la cabeza se va a someter al corazón y nos convertiremos en verdaderos seres humanos, capaces de funcionar en la vida con una expresión equilibrada de la cabeza, el corazón y las manos.

La sabiduría no surge de un intelecto superdesarrollado, sino de una conjunción entre el corazón y la cabeza. Ahora, cuando la gente se interesa en tu capacitación, quieren saber sobre tu preparación intelectual y mental, tus ingresos, tu condición social. Nadie pregunta sobre tu corazón, sobre tu estabilidad emocional, hasta qué punto has integrado tu corazón y tu mente. Ellos quieren saber lo que piensas, y no lo que sientes sobre ciertos temas.

Sin embargo, todo esto cambiará cuando la ciencia investigue el poder del corazón y el camino del bhakti, la devoción. Se desarrollará una nueva visión, una nueva educación, una nueva preparación, y el yoga desempeñará un papel muy importante en este desarrollo.

El yoga brindará un camino para el ablandamiento del ego que conducirá a la apertura del corazón. El yoga señalará el camino del verdadero ser humano: vivir en armonía con la energía del corazón. El yoga ayudará a la humanidad a caminar hacia una era de paz mundial y hermandad universal, desarrollando en diferentes individuos, comunidades, naciones y razas, el sentimiento de que "yo soy tú y tú eres yo"; de que "los amo, los amo a todos por igual".


Swami Niranjan 
"Un mensaje para el tercer milenio" 
Revista Yoga, Sivananda Math - Munger, Bihar, India.

Comentarios