Yoga y Stress


Yoga es el producto de exportación más importante de la India. Se ha hecho muy famoso por su capacidad para superar el stress y, de hecho, al mirar, al estudiar las fuentes del yoga, escrituras sobre hatha yoga por ejemplo, la palabra stress, ni siquiera la palabra relajación, se encuentran, pero, este efecto específico que tiene, aparte de muchos otros, es tan obvio, tan evidente, que ha llamado a todos la atención en Occidente. Parece que cada rincón de nuestra vida moderna está tocado por el stress, ¿no? El stress puede encontrarse en lugares inesperados.

Existen muchos libros acerca del stress y como superar el stress, todos los libros tienen un acercamiento similar. Empiezan con una presentación científica que es lo que hace el stress dentro del sistema nervioso, porque las razones por las que una persona puede tener stress son muy distintas.  Pero, la reacción fisiológica que tiene la persona, es la misma para todos. De allí el interés en saber que es lo que pasa en mi sistema.

El stress es una reacción del sistema nervioso autónomo, que funciona automáticamente. Aparentemente no hay posibilidad de control sobre esas reacciones. Dentro del sistema nervioso autónomo hay dos divisiones, por una parte tenemos el sistema simpático. Este sistema simpático reacciona cuando la persona percibe una amenaza, una situación de peligro. Es muy positivo que exista tal sistema y es muy positivo que exista esa reacción automática, porque reacciona enseguida, reacciona muy rápidamente y no hace falta acordarse del mecanismo. Pensemos que la persona se ha ido solo de safari, de golpe viene algún gran animal, una situación de peligro físico auténtico, entonces necesita, dentro de unos segundos, el máximo de fuerza física, para luchar, o para huir. Por eso la reacción de este sistema se llama lucha y fuga. Esto es necesario. Es una herencia de los tiempos más remotos. No pensamos que sea tan necesario hoy en día porque lo tenemos, aparentemente, tan controlado todo en la Naturaleza… Pero hasta hoy en día, el sistema nervioso funciona con una reacción tipo lucha y fuga, incluso cuando la amenaza no es física.

Vamos a ver que ocurre. El sistema nervioso simpático es la parte central de la columna vertebral. De allí salen nuestros nervios, tienen luego ramificaciones que permiten el contacto con muchísimos órganos a la vez, es muy sistemático. Al verlo en un libro de anatomía o fisiología pueden ver las líneas finales del sistema nervioso en los dibujos sistemáticos, ¿dónde van?, por ejemplo al corazón. El latido se hace más rápido y más fuerte. La respiración se hace menos profunda y más rápida. Luego desvía la sangre de los órganos digestivos hacia los músculos esqueléticos, para correr más rápidamente. Si decide la lucha, y existe alguna herida en esa zona, se va a perder menos sangre. Luego detiene la producción de jugos gástricos, lo que hace que no se pueda digerir nada. El hígado está emanando azúcar en la sangre, con más oxígeno, más glóbulos rojos. Con todo ello la reacción física es idónea. Al pelear o al huir, todo este potencial de acción se está gastando naturalmente, entonces la persona que vive esta experiencia como una reacción física de lucha o fuga, no lo vive como stress, lo vive como una bendición del cielo. Esta reacción del sistema simpático le puede salvar la vida.

¿Qué pasa ahora si tu trabajas en una oficina de seis metros cuadrados, con dos teléfonos y recibes una llamada del jefe que dice: “este trabajo tienes que entregarlo mañana, no la semana que viene, mañana, y bueno, usted sabe, si no puede hacerlo, hay mucha gente que está esperando su puesto”? ¿Con quién pelearse, dónde correr? Porque la reacción ocurre. ¿Qué voy a hacer? ¿Me voy a tomar un dulce para liberar mi tensión?
Esta descripción viene en todos los libros sobre stress, y luego, la primera recomendación que se indica es que la persona debería practicar deportes. Practicando deportes uno puede liberarse de ese potencial de acción acumulado, incluso la gente corre o bien, lucha. No directamente, pero todos los deportes de competición, los juegos de tenis, contemplan también este aspecto. A nivel de gastar el potencial de acción debido al sistema nervioso simpático, la reacción de stress, el deporte es una contestación idónea, muy buena. Pero el hecho de hacer deporte y sacarte esta acumulación de energía, no cambia tu sensibilidad al stress, tu reactividad al stress. ¿Por qué?

En los mismos trabajos de stress se presenta la segunda parte del sistema autónomo, que se llama sistema nervioso parasimpático, que también se lo describe como el sistema de descanso. Me puedo poner en un sofá e intento descansar y veo claramente que no puedo.

El sistema parasimpático es la contraparte exacta del sistema simpático. No se sabe bien como activar el sistema parasimpático. Los nervios de este sistema hacen que se empiece a calmar el latido cardíaco, tranquiliza la respiración, activa el peristaltismo, movimiento digestivo, y también otra vez la secreción de jugo gástrico, la secreción de saliva. Uno de los peores efectos del stress es cuando uno tiene que hablar ante varias personas y se te seca la garganta al quedarte sin saliva, entonces te ponen un vaso de agua  Cuando te relajas vuelve a venir la secreción de la saliva, entonces una de las primera reacciones que existen en la postura de relax (en la relajación del yoga) es un deseo de tragar, porque hay más saliva. Además el sistema parasimpático está preparado para equilibrar la acción del sistema simpático. 

El problema es que no se sabe muy bien como activarlo porque, al igual que el sistema simpático es un impulso nervioso, solamente que el efecto es contrario, pero necesita un estímulo. No sabemos estimular al sistema parasimpático con otros estímulos que no sean el sueño, dormir, masajes.

Las asanas de yoga estimulan el sistema parasimpático.  Esto es algo muy interesante de entender. Primero hay que comprender que hace falta estimularlo. No es algo pasivo. Parece que es pasivo porque lo que procura es descanso y regeneración, pero es algo activo en la medida que tú sabes que a través del sistema parasimpático puedes contrarrestar la acción del sistema simpático. Alguien que tiene una buena activación del sistema parasimpático no va a tener una reacción de lucha y fuga cuando le llama el jefe, quizás tenga una reacción menor.

Swami Sivadasananda
Extracto de una conferencia sobre Yoga y Stress
(Buenos Aires, 2003)


Comentarios