Yoga y Stress (2da parte) Relajación

La relajación es la contraparte de la acción. Toda acción es una descarga de energía. La relajación es el medio natural para la reposición de la energía

Toda contracción muscular (sea consciente o inconsciente) es un gasto de energía. Toda contracción muscular que no responda a una finalidad útil, significa una pérdida inútil de energía. Toda la vida nos estamos entrenando para la acción correcta. Bueno será, pues, entrenarnos para una relajación correcta.  

Sólo cuando el hombre encuentre el equilibrio entre la tensión y la relajación tendrá plenitud y serenidad.

Toda tensión emocional se traduce en una contracción muscular. Toda represión psíquica mantenida en la mente se expresa en el organismo en forma de una contractura muscular permanente. Esta contractura muscular (que por ser habitual pasa inadvertida) produce una alteración de las funciones fisiológicas: respiración, digestión, eliminación, equilibrio endocrino, metabolismo, circulación, etc.

Los conflictos psíquicos se expresan a través del cuerpo y a través de la mente.

La relajación muscular consciente logra deshacer todas estas contracturas (aún las inconscientes) de modo lento y seguro.

A su vez van soltándose las tensiones emocionales correspondientes:
• El cuerpo recupera su normal funcionamiento; la salud en general mejora gracias a una mayor producción de energía y mejor circulación de la misma por todo el organismo.
• Las emociones se estabilizan, la vida afectiva deja de estar pendiente de los mil estímulos y cambios superficiales y adquiere una profunda estabilidad.
• La mente se libera de su febril hiperactividad, se calma y serena, adquiere vigor, claridad y penetración en todos sus procesos.

La relajación general consciente es uno de los medios más eficaces para el cultivo de la VIDA INTERIOR.


La relajación en la vida diaria:

UN POCO DE AUTO-OBSERVACION durante el día. (Ver la cantidad enorme de energía que se consume en las tensiones musculares perfectamente inútiles).
OBSERVAR LAS CONTRACCIONES MUSCULARES PARASITAS que son producto de malestar físico, tensión emocional o mental.

Hay factores que facilitan la práctica de relajación:

1) El esfuerzo consciente: cuanto más consciente es una contractura más fácil es relajarla. Convertir la contractura de inconsciente en consciente es uno de los efectos que producen las asanas yóguicas. La práctica del Hatha Yoga es una de las mejores preparaciones para hacer la relajación con rápido éxito.

2) La respiración consciente: es el medio más fácil para profundizar el grado de relajación. UNA RESPIRACIÓN ABDOMINAL LENTA Y PROFUNDA seguida con calma por la mente conduce por sí sola a las fases adelantadas de relajación. 

3) La mente controlada y la atención central:
Aprender a focalizar la mente en el estado interno somático y psíquico Aprender el acto de ir aumentando la profundización del estado
Mantenerse despierto y tranquilo, sin pensar, como espectador atento que contempla.
Todas estas son actitudes nuevas para la mente.

Comentarios