Meditación



“Habitúate a meditar sobre los elementos de la naturaleza.
Medita en la roca, resistente
como resistente debe ser el hombre ante lo perverso.

Medita en el riachuelo,
que corre veloz hacia el mar
como el hombre debe correr hacia la Mente Universal.

Medita en el árbol,
que aunque tiene sus raíces en la tierra se eleva hacia el cielo,
como el hombre debe elevarse por encima de la naturaleza animal.

Medita en el sol,
que nos obsequia con su luz y calor sin exigir nada a cambio,
como debería hacer el hombre con sus semejantes.

Medita en la nieve,
que aunque débil, logra con su insistencia
romper la rama del árbol más robusto.

Medita en el musgo,
que a pesar de ser una y otra vez pisoteado,vuelve a manifestarse,
como el hombre debe manifestar su Verdad
por mucho que los demás se empeñen en ahogarla.

Medita sobre el lago.
Cuando no se arrojan guijarros a su superficie,
permanece tranquilo e imperturbable,
como permanecería la mente del hombre
si consiguiera liberarse del apego y los sentimientos negativos.

Medita en la cumbre nevada,
siempre pura e inmaculada
porque nada puede mancillarla,
como nada puede mancillar el Yo del hombre.

Acostúmbrate a meditar en todo,
porque la meditación es una luz y un centinela
que se resistirá a todo aquello
que pueda deteriorar tu mundo interior.”

Acharya de Bhubaneswar

Comentarios